De la moda a la necesidad: Big Data

No es para alarmar a nadie, pero la inflación está poniendo a la actividad de las cadenas de suministro en toda clase de apuros alrededor del mundo. El Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) reportó recientemente que el Índice de Precios al Productor (INPP) en México se colocó durante junio de 2022 en 10.52%, en comparación con 7.10% en el mismo periodo del año anterior. Es decir, aumentó de 3.42%.

Pero eso no es todo, Rafael Vásquez, Regional Vice President, Value Services en Coupa, asevera que la inflación para las actividades terciarias fue de 4.95%, y por rubros, los de transportes, correos y almacenamiento fueron los que tuvieron la mayor variación con 6.17%.

“Esto significa que, al igual que en el resto de los países, el panorama para México en el desarrollo de las cadenas de suministro ha sido poco favorable, lo que hace necesario buscar alternativas que ayuden a mantener sus costos en niveles óptimos”.

Al respecto, el directivo señala que analizar la forma en que operan los eslabones de las supply chains  es una alternativa que ayuda a encontrar no sólo problemas, sino también áreas de oportunidad para hacer eficiente el uso de los recursos de las organizaciones; “por ello el Big Data resulta útil para maximizar los resultados del análisis de datos”.

Pero ¿Qué es el Big Data? A decir de Rafael Vásquez, es la clave para lograr la visibilidad y la transparencia, brinda, además, la oportunidad para contar con procesos inteligentes, colaboradores capaces, proveedores de confianza, así como la adquisición de tecnología y el procesamiento de datos.

¿Qué haría el Big Data por su empresa?

De acuerdo con el reporte “Perspectivas de la Alta Dirección en México 2022”, elaborado por la consultora KPMG, el 80% de los ejecutivos encuestados dijo que para mejorar la competitividad de su empresa utiliza tecnologías de análisis de datos, porcentaje que las colocó por encima de otras herramientas como la automatización robótica de procesos.

Es importante mencionar que el panorama del mercado global, luego de la pandemia, dejó como enseñanza que, para dirigir una empresa moderna, hace falta resiliencia frente a crisis globales y responsabilidad para contribuir a la sostenibilidad, la diversidad y la incidencia social.

“Al mismo tiempo, si tiene visibilidad y transparencia sobre todos los procesos de gestión del gasto de su empresa —contratación, pagos, diseño de la cadena de suministro, entre otros— y los controla de principio a fin, podrá tomar decisiones en tiempo real para optimizar el negocio sin que le afecten los factores externos».

¿Podrás?