Empresas con revisiones planificadas incrementan hasta en un 50% su productividad

No importa qué actividad se lleve a cabo, miles de consumidores esperan contar con productos y servicios que funcionen a la perfección y, para garantizar la satisfacción del usuario final, la clave para las empresas se encuentra en el área de mantenimiento.

El tiempo de interrupción no planeado y el mantenimiento de emergencia (90%), el envejecimiento de la infraestructura y tecnología de TI (88%) y la dificultad para monitorear los activos en tiempo real (22%), son los puntos críticos a los que se enfrentan las PyMEs y los grandes corporativos, al no gestionar correctamente sus activos, de acuerdo con el estudio ‘Digital Industrial Revolution with Predictive Maintenance’.

La gestión de mantenimiento de activos se traduce en revisiones planificadas que se deben hacer de forma periódica a equipos físicos y maquinarias, independiente de su estado real de funcionamiento, con el objetivo de anticipar eventuales averías que generen pérdidas importantes de tiempo y dinero.

Estas acciones eran gestionadas mediante hojas de cálculo de Excel hasta que la empresa Fracttal digitalizó la cadena de procedimientos, utilizando una de las soluciones de su plataforma Fracttal One, un Sistema Computarizado de Gestión de Mantenimiento (CMMS) de última generación alojado en la nube.

Garantía de éxito empresarial 

Christian Struve y Alejandro Pérez, fundadores de Fracttal sostienen que a través de las revisiones planificadas se pueden reducir en más de un 25% las fallas de los activos, mejorar el costo de mantenimiento en al menos un 15% e incrementar la productividad hasta un 50%.

A nivel global se estima que 44% de las compañías que se saltan estas prácticas desperdician más de 40 horas por semana atendiendo las crisis de mantenimiento. Pero lo más serio del tema, y según informes de la consultora Gartner, un 90% de las empresas no cuentan con una solución apropiada para la gestión del mantenimiento de sus activos físicos.

En función de reducir la brecha tecnológica en las PyMEs y apoyar a los estudiantes para realizar diversas mediciones eléctricas, de energía, del aire, entre otras, Fracttal implementa en México un laboratorio de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).