Gamers, de los más atacados por los ciberdelincuentes: Jaime Durán

Jaime Durán – Director de Productos de Conectividad, Medios e IP del Clúster Norte Lumen Technologies.

Se prevé que en 2022 la industria de los videojuegos rebase los mil 380 millones de dólares en ingresos, según el informe “eSports & Live Streaming Market Report” de Newzoo. Este crecimiento provoca que cada día más personas estén conectadas a la red y también que los gamers sean de los más atacados por los ciberdelincuentes. La industria del gaming, de hecho, es la segunda en recibir los 500 mayores ataques cibernéticos del mundo.

Aunque el juego competitivo existe desde hace tiempo en países asiáticos como Corea del Sur, en los últimos años la demanda de este mercado se ha disparado. Sin embargo, tanto si eres un jugador profesional, un jugador ocasional o el padre de un niño obsesionado con los videojuegos, si no tienes protección para tus dispositivos, te arriesgas a ser víctima de algún tipo de ciberataque.

Dado que los deportes electrónicos son un mercado diverso, la industria del juego es un objetivo atractivo para los ciberdelincuentes. No todos los jugadores son profesionales: algunos optan por jugar mientras transmiten su experiencia en plataformas de Livestream como Twitch y YouTube Gaming, pero todas las partes están constantemente expuestas a grandes pérdidas debido a los ataques de denegación de servicio distribuido (DdoS) y otras amenazas a la seguridad.

Un check list invulnerable 

A diferencia de otros tipos de ciberataques, los de denegación de servicio distribuido no intentan violar un perímetro de seguridad. Más bien, tienen como objetivo hacer que un sitio web y sus servidores no estén disponibles para los usuarios. De modo que, para no dejar un partido a medias y, lo más importante, mantenerte a salvo de riesgos, es importante poner en práctica estas cuatro acciones de prevención:

1. Utiliza contraseñas fuertes y únicas: Una de las formas más sencillas de protegerte es asegurarte de que tus contraseñas son diferentes en todas las plataformas. Si quieres ir más allá, puedes incluso actualizar tus contraseñas una vez al mes para elevar tu protección.

2. Aprovecha las opciones adicionales de seguridad y privacidad cuando estén disponibles: Estas pueden ser en forma de autenticación de dos factores para garantizar que el usuario que afirma ser el propietario de la cuenta pueda verificarlo fácilmente.

3. Descarga sólo de fuentes fiables: Evita los complementos de terceros, las descargas ilegales y los códigos de trucos, pueden parecer una buena idea al principio, pero las consecuencias superan los beneficios prometidos.

4. Gestiona tus perfiles de juego: hoy en día, los perfiles de juego deben tratarse como un perfil y un feed de redes sociales normales. No reveles información sobre ti que se considere sensible. Puedes elegir quién ve tus actividades de juego y quién no.

Muchos de los riesgos a los que se enfrentaban los jugadores en línea hace unos años son los mismos hoy en día. La industria del juego debe incorporar la ciberseguridad al software, al hardware y a las redes, con autenticaciones más fuertes y otros controles de seguridad para dificultar el control de los atacantes.

Si como jugador, quieres evitar que se te presente una amenaza cibernética, debes informarte sobre prácticas de seguridad que puedes llevar a cabo antes de que sea demasiado tarde.

Tomarse el tiempo de jugar videojuegos debe ser divertido, una forma de relajarse, desahogarse y desestresarse. Sin embargo, reconozcamos también que los juegos ya forman parte del panorama general de las amenazas. Asegúrate de que tu información y tú están a salvo de cualquier peligro en el mundo digital y fuera de él.

Jaime Durán es Jaime Director de Productos de Conectividad, Medios e IP del Clúster Norte Lumen Technologies.