Excelencia e innovación tecnológica, la labor necesaria en Latam

“Las tendencias de consumo y trabajo ya existentes antes de la pandemia se han acelerado. El e-commerce ha tenido crecimiento a dos dígitos y gran parte de los trabajadores no regresarán a una dinámica laboral presencial”, compartió Alberto Otero, Head of Americas Digital Technology de la empresa. “La mayoría adoptará modelos remotos o flexibles, lo que, en términos de la excelencia e innovación tecnológica, nos dirige a la tarea de actualizar y crear modelos de negocio sacando partido de las posibilidades que estas nuevas tecnologías brindan”.

Durante su participación en la conferencia virtual que NTT Data auspició bajo el título de “Perspectivas económicas y el futuro de las tecnologías en Latinoamérica”, el directivo también señaló que las empresas están en el momento ideal para estar abiertos a la  innovación y la experimentación. “Lo que hoy es una nueva tecnología y crea una ventaja competitiva, mañana ya no lo es y simplemente es un requisito para subsistir”, abundó Otero.

El foro, que también contó con la participación de Miguel Teixeira, Regional CEO de Americas Europa & Latinoamérica, hiló sobre lo que en 2022 es de esperar en cuanto a las tecnologías y las áreas de negocio que serán núcleo de uso para lograr la continuidad en el mercado a través de la agilidad, flexibilidad y, por supuesto, la seguridad de la información.

Hablamos, pues, del crecimiento y consolidación de cinco esferas principales en el mundo tecnológico, la nube, la inteligencia artificial el 5F la web3 y, el así llamado metaverso. Queda claro, coincidieron, que hoy en día el centro de gravedad de las nuevas tecnologías no es obvio, ya que están sucediendo muchas cosas y es difícil determinar en dónde poner mayor énfasis. De hecho, todavía se añaden al pensamiento corporativo el quantum computing, la ciberseguridad, etcétera.

“En cuanto a Latinoamérica”, señaló Otero, “un tema interesante es el de las nuevas relaciones con clientes gracias a la inteligencia artificial. Esto es, emular la inteligencia humana para realizar tareas complejas y, al mismo tiempo, mejorar los resultados mediante el aprendizaje. Las compañías latinoamericanas deben ser excelentes, con una visión de negocio apalancada en las nuevas tecnologías, priorizando a las personas. Deben permitirse pensar diferente, integrar talento de todo tipo, haciendo foco en el negocio y en las personas”. 

El directivo explicó que la inteligencia artificial;

  • Aumenta capacidades humanas.
  • Permite abordar problemas muy complicados.
  • Reduce errores y maximiza la disponibilidad.
  • Aporta rapidez y capacidad de escalamiento.

Los ejemplos de uso de este tipo de tecnologías disruptivas incluyen la atención de primer nivel mediante asistentes virtuales en empresas de telecom, la ayuda en el mantenimiento de infraestructura en utilities a través de análisis de imágenes y la prevención de fraude en bancos y aseguradoras.

Te podría interesar: NTT DATA México invita a las empresas a evaluar sus estrategias de atención al cliente.

Asimismo, la presentación de Alberto Otero destacó la noción de confianza, y la posibilidad de hacerla más asequible a través de los mundos de la web3. “Se prevé la siguiente generación de la word-wide-web con base en el uso de blockchain para la gestión de activos digitales de manera descentralizada”, informó el directivo, “fabricar en cadena de bloques no solo permite realizar transacciones seguras conservando la privacidad, genera confianza entre las partes de un ecosistema, fomentando canales transparentes, garantizando la inmutabilidad y trazabilidad de las operaciones. Esto habilita, sin duda, el intercambio eficiente y automatizable de información”.

Destaquemos esa idea fabulosa: La descentralización que parte de una confianza que no se apalanca en criterios o formas de pensar, sino en la falta total de elementos que opaquen lo que siempre ha debido ser transparente, un ecosistema de personas que intuyan que la información debe ser útil para todos, y nunca daño para nadie.