Temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo son clave en la nueva normalidad

De acuerdo con el estudio “Desarrollo Sostenible en México 2021. Evolución de la gestión ASG y su impacto en los negocios”, 69% de la Alta Dirección afirma que los temas ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ASG) deben incluirse en la estrategia del negocio.

Según el informe de  KPMG, 48% dispone de un presupuesto asignado para la gestión de estos aspectos (vs. 31% en 2020), y cinco de cada 10 cuentan con una función específica para su gestión. Sin embargo, 44% percibe que la madurez de su empresa en esta materia es de nivel medio y solo 27% piensa que es alto.

Adicionalmente, 61% de las organizaciones señalan que la información que generan sobre temas ASG ha sido útil para tomar decisiones relevantes, más estratégicas, y 55% considera que ayuda a anticipar riesgos, lo cual prepara a los negocios para responder proactivamente ante los desafíos que se presenten.

Estos temas se han vuelto críticos y el 41% identifica los cambios regulatorios como el principal desafío para su empresa a mediano y largo plazo, 20% señala la pérdida de mercado debido a temas sociales o ambientales como otro reto importante, 14% visualiza una incapacidad de la cadena de valor para lograr objetivos ASG; 14% apunta a eventos naturales que impacten los activos físicos y reduzcan o desparezcan su capacidad de producción, y 11% indica escasez de insumos.

Al respecto, Juan Carlos Resendiz, socio líder de Asesoría en Gobierno Corporativo, Riesgo y Sostenibilidad de KPMG en México, asegura que “los factores ASG se vuelven estratégicos no solo para competir en el mercado, sino para que las organizaciones obtengan recursos financieros”.