Factor económico, segunda causa de estrés en los mexicanos: Estudio

Durante el 2020, el Centro de Opinión Pública de la Universidad del Valle de México llevó a cabo la encuesta “Estrés, causas y consecuencias en la salud” donde se reportó que casi el 80% de los mexicanos experimentaba estrés al menos una vez por semana y que el factor económico es la segunda causa (con 65%).

Aunque las cifras pueden parecer obvias, lo cierto es que vivir en constante preocupación por saber si se terminará la quincena con suficiente dinero, no es normal y, sobre todo, no es sano. Es bajo ese contexto, que Sofía Ramírez, asesora senior en Experiencia de Marca y Marketing de Tend, comparte algunas ideas que te ayudarán a evitar el estrés financiero de cara a 2022.

1. ¿El ahorro ya está dentro de tus propósitos de año nuevo? “Si realmente quieres ahorrar, es importante que realices un presupuesto mensual que te permitirá tomar el control y entender tus finanzas. De esta forma, podrás destinar un presupuesto específico para ahorrar cada mes: puedes ponerte distintas metas de ahorro, como el viaje que quieres realizar e incluso un fondo para emergencias”.

2. ¿Estás siendo realista con tus ingresos y gastos? Desafortunadamente, los problemas financieros son una constante, de modo que el estímulo está presente a menudo y para evitarlo, lo primero que tenemos que hacer, señala la experta, es tomar el control de la situación a través de estas reflexiones:

“¿Has identificado que gastas más de lo que ganas? Realiza una lista del dinero que percibes mensualmente y tus gastos, así podrás tomar el control nuevamente.

¿Llevas pagando deudas por meses y sientes que nunca terminan? Si es así, definitivamente puede ayudarte ordenarlas desde la más alta hasta la que no te exige tanto y hacer consciente cuántos intereses estás pagando. Pon como prioridad que esta lista vaya disminuyendo en el menor tiempo posible”.

¿Te encanta gastar en cosas que no necesitas? ¡A casi todos! Pero muchas veces podemos aguantarnos y pasar de largo ante estos gastos para evitar estresarnos después”.

3. ¿El crédito puede convertirse en mi aliado? “Con el paso de los años, las tarjetas de crédito se han convertido en un gran aliado ante situaciones de emergencia, compras muy grandes que nos conviene pagar a meses sin intereses, o simplemente para no cargar efectivo con nosotros, sin embargo, aceptémoslo, sobre todo en fechas festivas, podemos sentirnos empoderados y muchas veces gastamos más de lo que tenemos, y eventualmente tendremos que hacernos cargo de liquidar esas deudas, lo que también puede causarnos estrés”.

Sobre este último punto, Sofía Ramírez recomienda una cuenta de débito, “ahorrar y al mismo tiempo, acceder a una línea de crédito que se habilita a partir del dinero que tienes disponible en tu cuenta de ahorro”, concluye.