Un viaje que documenta la fauna del Río Colorado: Tamara Blazquez Haik

Tamara Blazquez Haik, fotógrafa y conservacionista mexicana, emprendió un viaje para documentar la fauna que habita en el Río Colorado. Atravesó la Ciénega de Santa Clara (hogar de 240 especies de aves) y el sitio restaurado El Chausse, entre otros ecosistemas; acción que ha beneficiado a las comunidades cercanas generando decenas de empleos.

El Delta del Río Colorado se encuentra en los estados de Baja California y Sonora, la cual desde hace varias décadas se ha ido secando poco a poco. Dicho río abastece de agua a más de 36 millones de personas entre México y Estados Unidos, siendo así uno de los ríos más importantes de Norteamérica. El Delta llegó a extenderse a 2 millones de hectáreas aproximadamente, creando humedales, ciénegas y diversos ecosistemas que se extienden desde el suroeste de Estado Unidos de Norteamérica hasta el Mar de Cortés.

Amanecer en el Delta del Río Colorado. Por: Tamara Blazquez Haik

Sin embargo, de 1998 a 2001, el flujo del agua dejó de alcanzar el océano debido a la construcción de presas en Estados Unidos a lo largo del cauce del río, entre otros factores, ocasionando así, un deterioro en los ecosistemas y la biodiversidad que dependen del Delta para su supervivencia, además de las comunidades y pueblos originarios que desarrollaron sus vidas y culturas en torno al río a lo largo de los años.

Te puede interesar: Ciudad inteligente: El camino de México hacia la digitalización

En 2014, gracias al trabajo de The Redford Center, The Nature Conservancy, Pronatura Noroeste, Restauremos el Colorado, Sonoran Institute, y Audubon Society, a través de “Alianza Revive el Río Colorado”, el Delta del Río Colorado renació, convirtiéndose en una luz de esperanza y demostrando que aún podemos hacer algo por nuestro planeta.