El comportamiento crediticio muestra un fuerte impulso digital por la pandemia

El comportamiento crediticio evoluciona de manera diferente con cada situación de crisis. La pandemia impulsó el uso de plataformas digitales en los usuarios, quienes anteriormente para tener una recomendación sobre una empresa de créditos recurrían a amigos.

“Hoy vemos que la tecnología ha sido una gran aliada para investigar sobre los diferentes productos financieros que existen en el mercado. Este nuevo paradigma ha generado retos y oportunidades para empresas financieras digitales”, asevera Juan Manuel Botero Arango, director de Crédito y Riesgo de Creditea México.

La transformación digital, de acuerdo con el ejecutivo, se fundamenta en un mejor servicio y en la experiencia que pueda tener el cliente, ya que, con el dinamismo de las herramientas digitales, los clientes pueden revisar diferentes páginas de préstamos para encontrar la mejor opción personalizada.

Te puede interesar: En rezago las necesidades financieras de los mexicanos: James Dunavant

“Durante la pandemia, la economía de las personas estuvo centrada en temas familiares, hogar y negocios. Las personas tenían un estilo de vida más ajustado y solicitaban créditos para hacer frente a una emergencia o solventar algún gasto importante a corto plazo. En la actualidad, las personas tienen un estilo de vida más holgado y los créditos son para actividades profesionales, proyectos, viajes, entre otros”.