México, primer país en Norteamérica en prohibir pruebas cosméticas en animales

El Senado de la República prohíbe en México las pruebas cosméticas en animales, así como la fabricación, importación o comercialización de cosméticos probados en animales provenientes de cualquier parte del mundo una vez que la reforma entre en vigor.

Los legisladores tomaron la decisión de actuar luego de que la difusión del video #SalvaARalph, un “falso documental” de Humane Society y Arch Film Studio que busca que las personas tengan empatía y dejen de utilizar productos cosméticos probados en animales, condujo a obtener más de 1.3 millones de firmas en favor de la prohibición.

La iniciativa se aprobó por unanimidad y México se convierte así en el primer país de Norteamérica en prohibir las pruebas cosméticas en animales, y en el país número 41 a nivel mundial.

Te podría interesar: ¿Cómo prevenir con sabor la inflamación abdominal?

De acuerdo con Antón Aguilar, director ejecutivo de Humane Society International México, los consumidores mexicanos se preocupan cada vez más por las políticas de fabricación de los productos que compran, y muchos prefieren productos que no hayan causado sufrimiento a los animales.

Un trato digno y respetuoso a los animales

Cabe destacar que la prohibición establece una pena de dos a siete años de prisión y multa equivalente de 200 a 2,000 veces el valor de la Unidad de Medida de Actualización (UMA) a quien contrate, autorice, conduzca, participe o desarrolle pruebas cosméticas en animales.

Asimismo, precisa un plazo de 180 días para expedir las disposiciones jurídicas necesarias para la aplicación del decreto y brinda un plazo de dos años a partir de la expedición de las disposiciones jurídicas para que los fabricantes sustituyan las pruebas cosméticas en animales por métodos alternativos que garanticen la seguridad y eficacia de los productos cosméticos.

Un sondeo reciente llevado a cabo en México por la empresa encuestadora Parametría muestra que, cuando compran un producto, el 78% de los ciudadanos consideran importante cerciorarse de que en la elaboración de sus cosméticos no hubo crueldad hacia los animales.