¿Está la salud del trabajador en riesgo por el home office?

El home office o trabajo en casa, de acuerdo con BSI Group, modificó hábitos y conductas; la certificadora identificó que, en muchos casos, la salud mental del trabajador mermó al afrontar diversos factores, como la comunicación ineficaz, presión excesiva, ausencia de liderazgo y una cultura organizacional deficiente de algunas compañías.

En este sentido, el comité técnico de ISO / TC 283, cuya secretaría está cargo de BSI Group, publicó la ISO 45003:2021, Gestión de la seguridad y salud en el trabajo -Salud y seguridad psicológicas-, que contiene las directrices para administrar riesgos psicosociales con orientación hacia la gestión de riesgos de seguridad y salud psicológica dentro de un sistema de gestión laboral.

Para la compañía inglesa, la importancia de implementar un sistema de gestión, a mediano plazo, brinda grandes resultados como el aumento de la moral y compromiso con la empresa en 44%; además de que el 35% mejora su salud al tener un ambiente laboral agradable e inclusivo, a la vez que se observa una reducción de ausentismo de hasta 31% por trastornos psicosociales.

“La Organización Internacional del Trabajo menciona en su último reporte, que cerca de dos millones de personas mueren por factores ligados al trabajo; por ejemplo, enfermedades pulmonares, accidentes cerebrovasculares o cardiopatías. Se ha demostrado que hay una tendencia en cuanto al factor de riesgo cardiovascular provocado por largas jornadas de trabajo, muy comunes en algunas empresas u organizaciones”, señaló Carlos Pérez, especialista en Salud y Seguridad e Instructor de BSI Group México.

De forma adicional, el ejecutivo destacó tres riesgos que ponen en peligro el bienestar de los trabajadores, incluso en esquemas home office:

  1. Una estructura organizacional -es decir, la manera cómo se organiza el trabajo, incluyendo un liderazgo deficiente o por falta de políticas claras.
  2. Las relaciones sociales. Los ambientes laborales en los que hay discriminación, acoso, falta de reconocimiento y/o equidad de género.
  3. La cuestión física del entorno, que puede llevar a padecimientos, enfermedades o a un deterioro de la salud; por ejemplo, falta de seguridad, jornadas largas para lograr objetivos productivos, entre otros.