La casa de los Diablos Rojos arde en tecnología

El “infierno”, como muchos le dicen a la casa de los Diablos Rojos del México, ofrece una completa experiencia de entretenimiento familiar.

El estadio de béisbol cuenta con un sistema de 11 pantallas gigantes con tecnología LED de Panasonic (diez de ellas con pitch 10 y resolución Full HD conectadas vía fibra óptica y con estándar IP65 de resistencia a la intemperie).

Además de cintillos y una pantalla tipo mesh, un sistema de señalización digital con decenas de monitores planos y un amplio equipo de cámaras, switchers y grabadores Full HD para la producción de contenidos de video y televisión.


Te puede interesar: Hackeo: el enemigo silencioso


Con estos recursos tecnológicos, tanto el aficionado que visita el estadio como quien sigue el juego desde casa a través de la señal generada por Diablos TV, viven de cerca las emociones del equipo escarlata.

De acuerdo con Guillermo Dávila, gerente de Audio y Video Profesional de Panasonic Business México, “ninguno de los estadios de béisbol en México tiene este tipo de pantallas en los jardines”.

Otro ejemplo reciente de innovación tecnológica es el renovado Estadio Nacional de Tokio, sede de las ceremonias de inauguración y clausura de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020, así como de varias contiendas deportivas.