COVID-19: ¿cómo ayudar a las empresas a sobrevivir y ser más productivas?

Intempestivamente, el COVID-19 irrumpió en escena y ya no hay vuelta atrás. Las empresas, sin tiempo para prepararse, debieron llevar toda su operación a las casas de sus colaboradores. Los días de cuarentena fueron una prueba de fuego para la continuidad operativa de las compañías. Ahora la situación de excepcionalidad, en realidad parece ser la nueva normalidad.

Para operar de manera eficiente de forma remota, no solo se necesita utilizar una herramienta de videoconferencias o implementar un sistema de venta online: la empresa debe contar con procesos, metodologías y estrategias que ayuden a la eficiente utilización de la tecnología y herramientas disponibles.

De acuerdo con Nubity, más que una “Transformación Digital” vivimos una “Reingeniería Tecnológica”. En una primera etapa, explica la empresa especializada en servicios en la nube, “las compañías debieron adaptarse inmediatamente para poder subsistir e incorporaron tecnologías para seguir siendo operativas. Ahora ya ingresamos en un segundo estadio, donde las empresas asumieron que este paradigma de ´empresa distribuida´ va a perdurar por un tiempo indeterminado”.


Te puede interesar: ¿Es el Big Data apto para las PyMEs? ¿Qué ventajas obtienen con esta tecnología?


Reingeniería Tecnológica

Con la cuarentena quedó en evidencia que los beneficios de mantenerse tecnológicamente actualizados eran mucho mayores de lo que se suponía. Estar atado a una inversión ya amortizada o mantener el status quo, puede significar el fin de muchas empresas.

Una administración eficiente de los servicios en la nube implica que empiecen a tomar relevancia aquellos aspectos a los que las empresas no le están dando prioridad y que son fundamentales para obtener buenos resultados, entre ellos:

  • Sistema de Gestión, ERP o Supply Chain en la nube.
  • Copia de seguridad centralizada de dispositivos, archivos, bases de datos y servidores.
  • Plataforma de e-commerce en alta disponibilidad para soportar picos de tráfico.
  • Replicación de Infraestructura para la continuidad del negocio ante contingencias.
  • Gestión eficiente de espacios de trabajo virtuales.
  • Contact Center Omnicanal distribuido.
  • Sistema de Seguridad para evitar ataques a aplicaciones e infraestructura.

Según destaca el último reporte de IDC “Las implicaciones de la crisis del COVID-19 en el mercado TIC en Latinoamérica”, las empresas se encuentran atravesando un proceso de cuatro etapas: shock, organización, realineamiento y transición hacia la “nueva normalidad”, que dentro de un escenario optimista, sucedería durante el tercer trimestre de este año. Por otra parte, después de un año de caída, se espera que durante el 2021 el mercado de IT en la Latinoamérica retome su curva de crecimiento.