Tormentas y huracanes: la nueva amenaza para las empresas mexicanas

Hasta el 20 de noviembre del año pasado, la Organización Meteorológica Mundial registró 31 tormentas, cifra que superó su propio pronóstico y que la dejó sin opciones para nombrarlas, informa el estudio “North Atlantic Hurricane Season 2020” de AXA Climate.

El informe menciona que después de que los 21 nombres oficiales fueron atribuidos a los ciclones tropicales previstos en 2020, los centros de pronóstico tuvieron que utilizar letras del alfabeto griego para nombrar a los restantes, por segunda vez en la historia después de 2005.

Sobre este punto, cabe señalar que, de las 31 tormentas contabilizadas en el Atlántico Norte en el referido periodo, Delta y Eta fueron las que causaron más pérdidas humanas y materiales.


Te puede interesar: El COVID-19 acelera la transformación digital en los negocios


Un riesgo latente

Los fenómenos naturales, incluidos los huracanes, siempre se encuentran en evolución y, en la actualidad, muchas organizaciones están un paso atrás para abordarlos, advierte el documento.

El año pasado, 28 eventos hidrometeorológicos (14 tormentas o huracanes y otros 14 por lluvias, inundaciones, tornados, granizo y frentes fríos), generaron 2 mil 400 siniestros de daños en AXA México; el costo de todos ellos superó los mil 200 millones de pesos.

Es importante mencionar que la mayoría de las empresas no consideran los fenómenos naturales en sus planes de protección, y las que lo han hecho, generalmente lo limitan al aspecto de la prevención.

En este contexto, lo recomendable, de acuerdo con AXA México, es ligar los planes de protección contra fenómenos naturales a una lógica de anticipación, seguimiento y resiliencia; lo que permitirá una recuperación en menos tiempo con la menor pérdida financiera, humana y material.