La discriminación por edad crece sin parar en el mercado laboral

Aunque el área de recursos humanos a nivel global afirma que sus empleados de 45 años o más tienen un rendimiento tan bueno –o incluso mejor– que los empleados más jóvenes, reconocen que, durante la etapa de reclutamiento, los gerentes de contratación creen que los candidatos de 45 años o más tendrán dificultades para aprender nuevas habilidades, probar nuevas tecnologías y encajar con la cultura de la empresa. La discriminación por edad, según los nuevos datos de Generation, una organización sin ánimo de lucro de empleo, crece sin parar en el mercado laboral.

En su Meeting The World’s Midcareer Challenge, un informe de investigación basado en una encuesta realizada a 3 mil 800 personas empleadas y desempleadas, y mil 404 gerentes de contratación, revela que los empleadores y los empleados valoran la capacitación para permitir el cambio de carrera, pero las personas desempleadas de más de 45 años que se enfrentan en la mayor parte de los casos a retos financieros y educativos son las más reacias a buscar formación.

Estas tendencias existían antes de la pandemia, pero esta investigación también demuestra que el COVID-19 ha perjudicado las oportunidades de empleo y ha empeorado las condiciones laborales de los trabajadores en la mitad de su carrera. El 37% de los que cambian de trabajo en la mitad de su carrera y más del 50% de todos aquellos que buscan trabajo, afirman que el COVID-19 ha tenido un impacto importante en su situación laboral.

5 consejos para que tu negocio tenga éxito

El informe arroja luz sobre la realidad en relación al mercado laboral para las personas de entre 45 y 60 años en siete países: Brasil, India, Italia, Singapur, España, Reino Unido y Estados Unidos, centrándose en aquellos que buscan o trabajan en puestos de nivel básico e intermedios sin antecedentes formales de educación postsecundaria y niveles de ingresos bajos.

«Escuchar a los empleadores que han contratado a solicitantes de empleo de 45 años o más decir que esos trabajadores tienden a superar a sus similares con edades más jóvenes es alentador, pero también acentúa la tragedia del panorama laboral actual», asevera Mona Mourshed, consejera delegada mundial de Generation.

Principales recomendaciones

Resolver los retos a los que se enfrentan los trabajadores y los solicitantes de empleo a mitad de carrera requerirá una serie de iniciativas. El informe propone cuatro puntos de partida.

1) Mejorar el seguimiento y la presentación de informes de las estadísticas de empleo nacionales y mundiales para reflejar grupos de edad más reducidos que iluminen mejor los problemas específicos a los que se enfrenta la población de más de 45 años.

2) Vincular los programas de capacitación directamente con las oportunidades de empleo y proporcionar honorarios de cara al apoyo de las personas mayores de 45 años que dudan en participar en la capacitación.

3) Cambiar las prácticas de contratación para eliminar los posibles sesgos que se vinculan a la edad y evaluar mejor el potencial de los candidatos a puestos de trabajo de más de 45 años permitiéndoles mostrar sus habilidades a través de ejercicios que estén basados en las demostraciones.

4) Replantearse los enfoques actuales de capacitación para empleadores para que sea más fácil ocupar nuevos papeles junto a los empleados existentes de más de 45 años, en lugar de depender únicamente de las nuevas contrataciones.