El regreso a clases impulsa el e-commerce y el gasto en tecnología

Julio
Julio Sánchez – Jefe de Información en Cuatro Total.

Después de atravesar un año incierto y formatos escolares fluctuantes, el lanzamiento de la vacuna y la reducción de los casos de COVID-19 les está dando a los padres y estudiantes la esperanza de volver a la normalidad. El regreso a clases y el sentimiento positivo del consumidor está impulsando la inversión en tecnología y mejorando el panorama del e-commerce.

Con la claridad sobre el próximo año escolar y la confianza del consumidor que sigue aumentando, el gasto de regreso a la escuela en los Estados Unidos estará en su nivel más alto en los últimos años, alcanzando un total de 32.5 mil millones de dólares para estudiantes desde los cuatro años de edad hasta los 16 (K-12, definición utilizada en Norteamérica), aproximadamente 612 dólares por estudiante; y los compradores de regreso a la universidad, informa Deloitte, una de las cuatro grandes auditoras del mundo, asignarán 26.7 mil millones, aproximadamente mil 459 dólares por estudiante.

En este sentido, la pandemia impulsó la educación hacia la era digital con un aumento del 37% en la inversión en tecnología para los estudiantes K-12 y un aumento del 17% para los estudiantes universitarios, creando una nueva línea de base sobre cómo y qué compran los padres.


Te puede interesar: El COVID-19 acelera la transformación digital en los negocios


Los padres de estudiantes de K-12, destaca la «Encuesta de regreso a la escuela de Deloitte 2021», planean comprar con más frecuencia en minoristas en línea y tiendas de dólar, mientras que el 34% de los consumidores planean aprovechar servicios como BOPIS (comprar en línea, recoger en la tienda) y recoger en la acera con más frecuencia.

Regreso a clases: más e-commerce

De acuerdo con Rod Sides, vicepresidente de Deloitte LLP y líder minorista, mayorista y de distribución de Estados Unidos, a medida que los estadounidenses anticipan un regreso más tradicional a clases, los padres están listos para comprar vía e-commerce y asegurarse de que sus hijos tengan lo que necesitan para ser exitosos.

Esto, a decir del directivo, incluye un mayor gasto en tecnología en K-12 y universitarios, lo que demuestra un enfoque cambiante en cómo los estudiantes aprenden. “Hemos entrado en una nueva era de educación donde los útiles escolares tradicionales se están desvaneciendo a favor de la tecnología, mientras que los consumidores esperan ciertas comodidades y precios competitivos”.

Adicionalmente, asegura que los minoristas que demuestren su capacidad de recuperación durante este tiempo atraerán a los compradores y estarán mejor posicionados para capitalizar la creciente confianza del consumidor.

Por su parte, Stephen Rogers, director ejecutivo, Deloitte Insights Consumer Industry Center, Deloitte LLP, hace hincapié en que, al igual que otras industrias, la educación superior se vio obligada a ingresar al ámbito digital durante la pandemia, por lo que las universidades instituyeron formatos híbridos “aparentemente” de la noche a la mañana, cuando originalmente esta transición se planeó implementar en cuestión de años.

“Esta aceleración del aprendizaje digital estimuló una inversión aún mayor en la categoría de tecnología. El aumento en el gasto en tecnología, combinado con controles de estímulo, créditos fiscales por hijos y la mejora de la confianza del consumidor, brindan oportunidades adicionales para los minoristas este año, ya que los consumidores tienen la confianza para aumentar sus gastos y comprar antes».

Julio Sánchez es Jefe de Información en Cuatro Total.

instagram.com/imjucesar/