El pasado fue LGBT+ y el futuro lo será más

Alicia
BaNu – Comunicóloga y fotógrafa urbana y de viaje.

En un mundo globalizado en donde las sociedades convergen en momentos como una sola, la Comunidad LGBT+ lucha por abrirse paso y por hacerse visible como parte de una sociedad que evoluciona y sobre todo que pierde el miedo al cambio.

La historia de una lucha que comenzó formalmente en el año 1969 en la ciudad de Nueva York con una marcha que alzaba la voz después de los disturbios de Stonewall, es el cuento de la visibilidad, pero no es la historia de la realidad homosexual de la humanidad o de las preferencias sexuales y diversidad de género.

De acuerdo con un artículo del reconocido diario español ABC, si nos damos un clavado en los libros de historia, ya se hacían presentes los destacados personajes como Platón, Aristóteles o Alejandro Magno que daban cuenta de su homosexualidad.

Aún más, una bitácora que compila información de los diarios británicos Telegraph y Daily Mail, pone en el reflector el caso del primer esqueleto gay registrado. ¿No sabían?


Te puede interesar: ¿Cómo decirle a tus papás que eres LGBT+? 4 consejos para poner en práctica


En unas excavaciones en los alrededores de Praga se encontró este esqueleto que nos lleva a los años 2.900 – 2.500 a.C., inicios de la edad de piedra y en donde se hace presente un ritual funerario de un hombre con todas las características que identificaban el funeral de una mujer, lo que expertos comentaron corresponde claramente el ser de un homosexual o un transexual.

El pasado de la humanidad definitivamente es LGBT+, pero los estatutos sociales, la evolución de los roles de género y los estereotipos enterraron la historia en comunidades de secreto tal como lo cuenta la película hoy en “boga” en Netflix ‘El baile de los 41’ que cuenta esta secrecía en la época de Porfirio Díaz en México.

A todo esto, me refiero cuando digo, hemos sido cada una de las letras de la comunidad desde siempre, y la lucha por formar parte de los libros de historia es continua. Afortunadamente gracias a marchas como la de Stonewall, el movimiento de Liberación en España y a Gilbert Baker el artista y activista diseñador del símbolo del Orgullo, la historia se ha escrito en la sociedad. Una que hoy con las nuevas generaciones se levanta y abre paso a una nueva línea cronológica en donde se pelea porque la Real Academia Española difunda el lenguaje inclusivo, en donde series y películas cada vez abordan más el tema con naturalidad y dejan ver el espectro real de la diversidad.

La lucha por el matrimonio igualitario avanza y la bandera cada vez se hace de más colores al descubrir el arco iris de posibilidades que el ser humano siempre ha sido y será.

Opiniones encontradas siempre habrá, pocos entendedores no fallarán, pero lo cierto es que el camino de la Comunidad LGBT+ se marca como menos incierto y como uno visible, que en el futuro formará parte de libros de historia, ya lo es de clases de orientación en las escuelas y debe y debería ser parte del libro de lectura de la educación en el hogar.

Porque lo cierto es que la Comunidad LGBT+ viene de raíz humana y solamente habrá que hacerla raíz de sociedades.

BaNu es Comunicóloga y fotógrafa urbana y de viaje.

www.instagram.com/banu.photo

www.twitter.com/BanuAlicia