¿Crisis espiritual o Noche oscura del alma? Una oportunidad para reconectar

¿Crisis espiritual o Noche oscura del alma?
Mariana Farah Herrera – Astróloga, Heal your life Training & Tarot Therapeutic.

Cuando escuché por primera vez “crisis espiritual” o “noche oscura del alma”, recuerdo que, en la ciudad donde crecí, no había mucha información. Ya hace algunos años de esto. Entonces, tampoco existían, como hoy, plataformas digitales, donde se pudiera leer, al menos, los conceptos más básicos del tema. Así que, impulsada por mi ascendente en sagitario, me puse a investigar.

Aunque compré libros, contacté a gurús, maestros, guías espirituales, y empecé a involucrarme con distintas filosofías de vida, no encontraba ninguna respuesta que calmara mi ansiedad y arropase mi alma en pleno proceso de la noche oscura. Sola, sin una brújula que orientase mi camino, vivía mi conflicto de creencias.

Afortunadamente, esa búsqueda, que se había convertido en uno de mis objetivos principales, me llevó a conocer, eventualmente, a los maestros de vida que mi alma tanto necesitaba.


Te puede interesar: Así puedes liberar emociones atrapadas


De la confusión y el caos, nacen nuevos dones y virtudes

Al crecer en una cultura más religiosa y menos espiritual, no damos espacio para cuestionar aquello que creemos como una “verdad absoluta”; frecuentemente –conscientemente o no–, intentamos todo para adormecer el llamado de nuestra alma: le tememos a lo que no podemos ver o tocar.

Si bien, con el tiempo, aprendemos que, algunas veces, es necesario perderse para volver a reencontrarnos, cuando experimentamos una crisis espiritual, podemos llegar a sentirnos ambivalentes, sin un norte de vida.

La madurez nos hace reconocer que, un camino difícil de transitar, nos da la oportunidad de volver a empezar y transformarnos. Llegar a este punto, significa tomar riesgos, desaprender viejas costumbres, incluso dejar ir a gente que amamos una vez que ha cumplido su ciclo en nuestras vidas.

Con el tiempo, aprendemos a escucharnos, pausarnos, a soltar y agradecer. Al no obtener ninguna respuesta concreta de los procesos que vivimos, empezamos a comprender que hay ciertos tránsitos planetarios que ocurren en nuestra Carta Natal cuando emprendemos “El viaje del héroe”.

Luego entonces, como en toda película de acción, aparecen fuertes cuestionamientos, villanos, aliados, circunstancias que nos alejan de la meta, pero también sucesos mágicos y milagrosos que nos acercan cada vez a nuestro destino.

Una fase en la vida espiritual

Cuando iniciamos el proceso de quitarnos capa a capa aquello que le robaba luz a nuestra alma, descubrimos que muchos de nosotros vivimos en una constante noche oscura del alma. Aun cuando queramos acelerar el proceso de sanación, tomando atajos de manera inconsciente, hay que entender que ciertos procesos requieren paciencia, introspección y pausa.

Para mí, la raíz de la noche oscura del alma, viene de la falta de fe; desconfiamos de la existencia de algo más grande que nosotros, un poder superior que tiene un orden cósmico perfecto. Y aunque, a menudo, nos cueste creer que, en el caos, existe un orden, una vez inmersos en esta búsqueda espiritual, el aprendizaje será, sin duda, la creación de una nueva conciencia.

No hay camino perfecto o imperfecto, es importante reconocer que todos estamos en algún tipo de proceso.

Mariana Farah Herrera es Astróloga, Heal your life Training & Tarot Therapeutic.

instagram.com/farrahmar30/