Descarbonización: la apuesta para el crecimiento empresarial

El preciado objetivo de la descarbonización sigue siendo una de las principales apuestas de las empresas, pero antes de concretarlo, las compañías deben identificar oportunidades para crear valor a través de la reducción de costos, el crecimiento y la protección contra riesgos.

Los puntos anteriores forman parte de los hallazgos encontrados en el más reciente análisis de Bain & Company. En el reporte se destaca que las compañías deben priorizar las áreas para la implementación según el retorno de inversión y los requisitos externos, así como vincular la agenda de sostenibilidad con las métricas comerciales.

Transición del carbono

La pandemia global de Covid-19 intensificó los esfuerzos en contra del cambio climático y las estrategias para reducir las emisiones de gases invernadero se han redoblado a fin de alcanzar los objetivos establecidos para una reducción del 50% para 2030 y del 100% rumbo al 2050.


Te puede interesar: El Mercado mundial de bienes de lujo podría regresar a niveles de 2019 este año


Con esto en mente, Bain & Company recuerda que las compañías que lideran la transición al carbono siguen dos principios clave: juegan a la defensiva y a la ofensiva, pues ven la descarbonización como una forma de acelerar una transformación de potencial completo.

La consultora encuestó a 80 líderes empresariales de diferentes sectores, entre los que destacan oil and gas, servicios públicos, nuevas energías, productos químicos, agronegocios, minería y mercados financieros. Algunos de los principales indicadores del sondeo fueron:

  • 60% de las empresas consultadas dijo que una transición energética o de recursos era un punto clave para el futuro de sus sectores
  •  35% está comenzando a cambiar sus prioridades y crear oportunidades. Esos líderes reconocieron que la importancia del cambio climático requiere una transformación potencial que tenga un efecto en cadena en todas las partes de la organización.
  • Los inversores están enfocando su capital en las inversiones verdes.
  • Las empresas de capital de riesgo están fijando activamente objetivos de reducción de las emisiones de carbono.
  • Los consumidores se están concienciando y exigiendo que se actúe, y las empresas están respondiendo.