Adopción de fibra óptica, una necesidad crítica en un mundo cada vez más conectado

 Miguel Santa Ana, director de ventas para México, Centroamérica y Caribe para Corning

Si bien el internet ya era una herramienta fundamental en la vida diaria desde hace varios años, la pandemia hizo que el uso del internet se acelerara aún más. Desde el año pasado, la mayoría de las actividades cotidianas como el trabajo, las compras, la escuela y las reuniones, migraron a un formato digital, lo que trajo como resultado que la demanda del servicio de fibra óptica creciera exponencialmente y exigiera mayor velocidad y una infraestructura que soportara la conexión de millones de personas.

De acuerdo con el estudio “Hábitos de los Usuarios de Internet en México 2020” realizado por la Asociación de Internet MX, un 45% de los usuarios en el país aumentaron su adopción tecnológica como resultado de la emergencia sanitaria.

En este sentido, es importante plantearse cómo puede mejorar la infraestructura para poder atender tal demanda. El uso de fibra óptica se ha convertido en un elemento clave para ello, ya que mejora considerablemente la velocidad, elimina el problema de la latencia, permite trabajar con gran rapidez en entornos multimedia y a su vez, habilita una comunicación libre de interferencias, lo que disminuye el empleo de amplificadores de señal a cierta cantidad de kilómetros.

Conectividad y fibra óptica, un respiro en la contingencia

Estos beneficios han hecho que la fibra óptica tenga una buena aceptación en México, mercado en el que si bien el crecimiento en la adopción de este material ha sido continuo, datos del Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel), indican que durante el segundo trimestre de 2020 los accesos del servicio fijo a internet por medio de fibra óptica aumentaron 34%, al pasar de 4.1 a 5.5 millones. Esto es una muestra de la importancia que ha adquirido la fibra óptica como respuesta a un mundo cada vez más conectado.

Si bien ya existe la implementación de este material en México, aún queda un largo camino por recorrer. De acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) elaborada en 2019 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en colaboración con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), en México hay 80.6 millones de usuarios de Internet y 86.5 millones de usuarios de teléfonos celulares.

Estas cifras indican la importancia del uso de este material para soportar la conectividad, sobre todo en un momento en el que el uso de la red 5G está cada vez más cerca. En este sentido, Corning, líder mundial en fibra óptica ofrece un amplio portafolio con soluciones de la mejor calidad para mejorar la infraestructura y la conectividad en el mundo.

Actualmente se está viviendo una era cambiante en la que la adopción de mejoras tecnológicas avanza rápidamente todos los días. La pandemia de 2020 trajo consigo una serie de cambios en la que obligó a millones de personas a vivir de manera virtual y más conectada, evidenciando la necesidad de contar con infraestructura que permita atender la demanda creciente y también de erradicar la brecha digital existente.

Diversas actividades que migraron a un formato digital llegaron para quedarse por mucho tiempo, así que es crítico contar con materiales como la fibra óptica que permitan continuar con el crecimiento y la adopción de la digitalización.