Micromanagement, reconócelo a tiempo y evítalo en 5 pasos

José L. Pinheiro, consultor, futurista y profesor de Crehana

Todos valoramos a un buen líder que nos guíe y apoye, sin embargo, nadie quiere tener a un jefe que esté todo el tiempo sobre nosotros, revisando y supervisando cada paso que damos, que nos haga dudar de nuestras capacidades y que, además, cree un cuello de botella en nuestra productividad y la del equipo. 

Este estilo de gestión se conoce como micromanagement, o micro gestión, y está caracterizado por una supervisión extrema a los detalles. Aunque podría parecer que los micromanagers están muy comprometidos con sus equipos, este exceso de control puede asfixiar la creatividad y productividad de sus colaboradores. Generalmente, evitan delegar la toma de decisiones y pueden estar obsesionados con los informes periódicos. ¿Quién no ha tenido una reunión que pudo resolverse con un mail? Probablemente la agendó un micromanager. 

En el ambiente remoto en el que vivimos, tener constantes revisiones o reuniones para saber qué está haciendo el equipo no permitirá que avance y por el contrario lo desmotivará. Un gerente demasiado involucrado en el desempeño de su equipo, lejos de guiarlo, puede causar una situación de estrés y poca motivación.

Entonces, ¿cómo saber si estamos cayendo en el micromanagement? Y, más importante aún, ¿cómo podemos evitarlo? Aquí te comparto 5 pasos para evitarlo.

¿Cómo reconocer el micromanagement? 

Algunos de los principales síntomas de que un equipo sufre de micromanagement son: 

  • El equipo está obsesionado con el jefe y no con el cliente.
  • Aceptan tareas que no son las mejores solo para complacer al jefe o líder.
  • Cada conversación con el gerente se siente como una revisión de desempeño.
  • Cada decisión debe ser aprobada por el gerente.
  • Cuellos de botella constantes debido a reuniones excesivas, controles de acceso y partes interesadas.
  • Los empleados tienen miedo de compartir sus opiniones.
  • Creatividad, innovación y agilidad sofocadas.
  • El equipo es infeliz y muchas veces tiene miedo de compartir sus ideas o las ha perdido ante la desmotivación.
  • Los colaboradores se vuelven poco creativos y/o su trabajo cada día pierde más calidad.
¿Cómo evitarlo? Sigue estos 5 pasos

Para evitar el micromanagement lo principal es construir la confianza,  para crear un ambiente basado en ella, lo ideal es afianzar una cultura de trabajo que involucre una comunicación horizontal. Cuando los líderes escuchan adecuadamente, lejos de corregir, pueden brindar feedback de utilidad y no habrá necesidad de controlar en extremo todas las labores o detalles. 

  1. Crea una cultura empresarial de confianza y responsabilidad compartida

Define cómo se hace el trabajo ¿Qué se espera de los integrantes? ¿Cómo incorporar procesos que permitan la autonomía de los equipos? Aclara estos procesos y ponlos en marcha.

  1. Concéntrate en las fortalezas y delega

Asigna a las personas tareas adecuadas dependiendo de su experiencia y fortalezas. Lo primero es conocer esas fortalezas e identificar cómo pueden ayudar a mejorar el trabajo en equipo.

  1. Transforma tu gestión del desempeño

Lejos quedaron los objetivos anuales que solo se revisaban al término del año, hoy en día todo se mueve constantemente, lo que obliga a las empresas a ajustar sus objetivos dependiendo del contexto. Establece objetivos a corto, mediano y largo plazo que se ajusten a medida que cambien los integrantes del equipo, el líder, o las prioridades.

  1. Prioriza el desarrollo y la capacitación

Un equipo debe estar en constante cambio y adaptarse a los diferentes contextos que demande la organización. Esto significa que los colaboradores necesitan adquirir nuevas habilidades de manera constante para que puedan desarrollar su trabajo y ganar nuevas responsabilidades. Si se logra tener un equipo capacitado y autogestionado el micromanagement desaparecerá.

  1. Sé consciente de lo que reconoces y recompensas

Cambia los premios, recompensas y reconocimientos hacia la colaboración en equipo, las asociaciones entre equipos y las contribuciones individuales destacadas.

Te podría interesar: Estos son los 10 empleos más solicitados en México tras el confinamiento.

Si quieres saber más sobre cómo gestionar tus equipos, especialmente a distancia, te recomiendo tomar el curso sobre «Equipos efectivos en trabajo remoto», de Crehana. Todo tiene solución si se empieza por entender las causas y proponer soluciones rápidas. Sin importar cuál sea el caso, incentivar la confianza y la comunicación entre líder y colaborador será clave para evitar el desgaste innecesario del management y promover el desarrollo y la creatividad en los equipos.

Fuente: Crehana.