Tratamiento con anticuerpos monoclonales prometedores vs covid en personas con mayor riesgo

Las personas con los requisitos necesarios para recibir tratamiento con anticuerpos monoclonales son aquellas que tienen un alto riesgo de contraer covid-19: personas de 65 años en adelante y con enfermedades como insuficiencia renal crónica, diabetes, hipertensión, arteriopatía coronaria, obesidad y Epoc. 

Las personas inmunodeprimidas por enfermedades como el cáncer, lupus o anemia falciforme, o los receptores de trasplantes de órganos también son candidatos a este tratamiento, así como embarazadas y pacientes de alto riesgo menores de 21 años también cumplen con los requisitos.

Los anticuerpos monoclonales se crean en un laboratorio y, al igual que los anticuerpos naturales, combaten infecciones antes de que se propaguen. Hay estudios que demuestran que cuando se administran por vía intravenosa a personas con alto riesgo de contraer el covid-19, los anticuerpos monoclonales pueden evitar el desarrollo de síntomas graves que conlleven a una hospitalización.

El pasado mes de diciembre, Irma Vega, de 70 años y residente en el Bronx, contrajo el covid-19. Al igual que el 52% de las personas que viven en el Bronx, Vega padecía varios trastornos crónicos, lo que significa que su caso de covid-19 podría convertirse fácilmente en una seria amenaza a su vida.

Pocas horas después de dar positivo en el test, Vega fue al Centro Médico de Montefiore para comenzar un tratamiento con anticuerpos monoclonales. “El covid-19 es una enfermedad horrible, pero confío en los doctores y en las enfermeras», dijo Vega. «Empecé con el tratamiento de anticuerpos monoclonales y mis síntomas no empeoraron. En ningún momento tuve que acudir al hospital».

Actualmente, son 470 los pacientes que, al igual que, Vega se han beneficiado del programa de anticuerpos monoclonales de Montefiore. El 93% de ellos no empeoraron de sus síntomas y evitaron así ir al hospital.

«Las seculares desigualdades y trastornos crónicos [en esta comunidad] han dado lugar a elevadas tasas de infección por COVID-19 y a un significativo riesgo de muerte en el Bronx», compartió la doctora Priya Nori, directora del Antibiotic Stewardship Program (Programa de Administración de Antibióticos), especialista en enfermedades infecciosas del Montefiore Health System y Profesora Adjunta de Medicina en el Albert Einstein College of Medicine. «Ahora los residentes del Bronx tienen a su disposición un tratamiento seguro y basado en evidencias médicas capaz de frenar el covid-19 y de prevenir enfermedades más graves».

En diciembre del año pasado, el equipo de la doctora Nori empezó tratamientos con anticuerpos monoclonales en pacientes de los servicios de emergencias de Montefiore del Bronx. Estos anticuerpos fueron desarrollados por empresas farmacéuticas y autorizados por la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos). Tras la autorización, Montefiore creó una clínica de infusión (principal referencia de este tipo de terapia) y colabora estrechamente con las residencias de ancianos locales para tratar a sus residentes.

Te podría interesar: Aire purificado con innovaciones diferenciadas de 4 etapas.

El tratamiento con anticuerpos monoclonales se administra por vía intravenosa a través de una de las venas del brazo, durante aproximadamente una hora. Los pacientes son evaluados por una enfermera practicante y luego son monitorizados para detectar reacciones alérgicas, que son extremadamente raras. Esta cita dura cerca de 3 horas; a continuación, los pacientes reciben una llamada telefónica de seguimiento (follow-up). Dos semanas después, se completa una cita de telesalud con un médico especialista en enfermedades infecciosas que revisa la recuperación y los síntomas.

«Los pacientes llegan con miedo al covid-19 y salen con esperanza gracias a este tratamiento», comenta Susan Sakalian, enfermera acreditada en Oncología del Montefiore Medical Center. «Es un gran paso hacia adelante en relación a marzo de 2020. Las infusiones evitan que la gente necesite atención de emergencia, lo que supone un recurso de gran valor para nuestros pacientes y sus familias».

Fuente: Montefiore Health System.