Organizaciones No Gubernamentales: El desafío de apoyar la educación

Después de casi un año de haberse detectado el primer caso de covid-19 en México, han salido a relucir los efectos colaterales de esta emergencia sanitaria en todos los sectores de la sociedad que han tenido que adaptarse a la Nueva Normalidad. Tal es el caso de las Organizaciones No Gubernamentales que este 27 de febrero celebrarán el Día Mundial de las ONG frente a un escenario lleno de nuevos desafíos, pero también con muchas oportunidades para continuar defendiendo los derechos de todos, con la convicción en sus propósitos y sin importar las limitantes derivadas de esta emergencia sanitaria.

Creadas para atender diversas necesidades, las organizaciones de la sociedad civil buscan ser agentes de cambio en nuestro contexto y a nivel mundial, a fin de crear ciudadanos globales que formen comunidades conscientes de sus capacidades y de su entorno. 

Sin embargo, el reto es aún más grande: Según un estudio realizado por Incuba ONG sobre el impacto de la pandemia en las organizaciones no gubernamentales, 58% de los participantes declararon que no podrían sobrevivir más de un año si no reciben financiamiento adicional, por lo que el apoyo de la sociedad civil, además del sector público y privado, es crucial para que estas organizaciones continúen con sus labores altruistas.

De hecho, a 76 años de que el término se creó por la ONU en 1945, las organizaciones no gubernamentales se han enfrentado a diversos cambios sociales, políticos y ambientales y constituyen un ejemplo de adaptación y resiliencia para reafirmar sus propósitos y buscar darle voz a causas existentes y nuevas necesidades a consecuencia de los fenómenos sociales y ambientales.

En este sentido, garantizar la educación para todos los niños es un pilar de trabajo e inversión para muchas ONG. Educación para Compartir (EpC) es una organización internacional sin fines de lucro que innova de forma pedagógica en la enseñanza a través del juego y que este próximo 8 de marzo cumple 14 años de ayudar a miles de niños en México, Estados Unidos, Guatemala, Argentina, República Dominicana, Panamá, Bolivia y Nueva Zelanda.

A consecuencia de la pandemia mundial que atravesamos desde el año pasado, apoyarse con herramientas tecnológicas de comunicación es crucial para continuar garantizando de forma segura para todos que los objetivos de las ONG se cumplan y sea posible continuar la educación de miles de niños que hoy no cuentan con clases presenciales. Por ello, EpC busca difundir de forma gratuita sus contenidos pedagógicos de #TambiénEnCasa en sus redes sociales. 

Te podría interesar: Braille Bricks y Educación para Compartir: Juego educativo para invidentes.

Estas actividades engloban temas actuales, además de deportes, ciencia, arte, tecnología y finanzas que están basados en los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos por la Organización de Naciones Unidas. Debido a la actual situación, alcanzar este tipo de desarrollo es fundamental para el crecimiento económico, la inclusión social y la protección del medioambiente, que garantiza el bienestar de las personas y las sociedades.

Para conocer los nuevos contenidos que día con día Educación para Compartir nos ofrece para realizar #TambiénEnCasa, invitamos a seguir sus redes sociales y visitar su sitio web para más información.

Fuente: Educación para Compartir.