Educación y ciencia para niñas y jóvenes #TambiénEnCasa

Imaginarnos a futuro a través del juego puede ser el primer acercamiento de una educación que impulse nuestras aspiraciones y una forma de encontrar nuestros verdaderos talentos. Puede ser que desde niñas y niños nos hayamos soñado invencibles explorando el mundo y, sin saberlo, crecimos ejecutando el método científico a través de la observación y experimentación.

Hay quienes esas actividades les despierta aún más la curiosidad y después buscan introducirse al camino de la ciencia. Este 11 de febrero nos unimos al Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, conscientes de que la educación en ciencia y en igualdad de género son fundamentales para el Desarrollo Sostenible, desde la mejora de la salud hasta el cambio climático. 

En México aún hay mucho por trabajar para que todos puedan tener acceso a la educación, niñas y niños por igual y sin distinciones. En este sentido,  existen instancias que buscan romper la brecha de desigualdad de oportunidades a través de la formación de ciudadanos globales con base a la Agenda para el Desarrollo Sostenible 2030 de la ONU, como Educación para Compartir, que con su programa Ciencia para Compartir, promueve el desarrollo de habilidades y actitudes científicas como la observación, la predicción y la clasificación, así como su aprovechamiento en la solución de grandes retos globales. 

EpC busca el aprovechamiento de todos los recursos, lo que implica desarrollar programas de innovación educativa y oportunidades de vinculación enfocadas en las necesidades e intereses sociales.

Para lograrlo, ponen en práctica valores cívicos, como la igualdad de género y el trabajo en equipo, que les permiten convertir su salón de clases en un ambiente propicio para el aprendizaje. Al relacionarse con las distintas asignaturas y tomar en cuenta el contexto, impulsa a niñas y niños a proponer, diseñar, desarrollar y difundir proyectos que contribuyen al bienestar de su comunidad, permitiendo que se empoderen como agentes de cambio. 

Te podría interesar: Lego Vidiyo, la nueva experiencia musical de Lego y Universal Music.

Esta organización brinda actividades gratuitas para realizar #TambiénEnCasa a través de las redes sociales de Educación para Compartir.

En México la lucha por la igualdad de género se ha dado desde distintas trincheras en busca de las mismas oportunidades, pero en el terreno de la ciencia aún hay mucho por trabajar, empezando por el acceso a la educación, ya que según el reciente Censo de Población y Vivienda 2020, tan solo 63.3% de niñas y niños de 3 a 5 años a nivel nacional asisten a la escuela.

Al finalizar sus estudios, solo 37% de mujeres representan el Sistema Nacional de Investigadores en nuestro país y mundialmente menos de 30% de investigadores científicos en el mundo son mujeres.

Lo anterior hace evidente que es necesario disipar los estereotipos negativos asociados con la educación científica para mejorar la experiencia de aprendizaje. Es clara la urgencia de que la educación básica en México cuente con una nueva visión de la ciencia, acompañada de métodos pedagógicos innovadores que contribuyan al desarrollo de docentes y alumnos como agentes de cambio que ven a la ciencia y la tecnología como el medio para resolver los principales problemas del mundo.

Educación para Compartir invita a realizar juntos en familia, niñas y niños las actividades #TambiénEnCasa en las que a través del juego, se busca una enseñanza integral, divertida y educativa.

Fuente: Educación para Compartir.