Jet-Setters abre alternativas de fraccionales de inmuebles

Tomar vacaciones y aprovecharlas para viajar es uno de los grandes placeres del ser humano. Esta necesidad es influenciada por los gustos individuales, sin embargo, siempre se tienen objetivos en común: desapegarse de la monotonía, conectarse con uno mismo, adquirir conocimiento y vivir experiencias que nos nutren como seres humanos. Los jet-setters desafían el status quo de lo que se conoce actualmente como inversión en esquemas vacacionales.

“Existe una gran variedad de productos vacacionales, desde los más tradicionales como los hoteles, hasta lo que hoy se consideró lo más innovador: Tiempos compartidos y aplicaciones”, compartió Álvaro Arizti Morales, CCO en Levy Holding. “En productos como los cuartos de hotel, podemos disfrutar de las instalaciones de manera inmediata a un costo alto y aunque es una manera muy cómoda de viajar, no es tan accesible para todos, lo cual puede llegar a limitar el tiempo o la cantidad de veces que viajamos”.

Actualmente, considerar una segunda residencia para vacacionar (o second home) resulta la mejor opción, ya que se caracteriza por ofrecer la posibilidad de utilizar la propiedad y construir un patrimonio, pues es adquirida por el usuario.

“Sin embargo, esta modalidad requiere de una inversión inicial alta, lo cual es poco accesible para la mayoría de las personas”, detalló Alberto Rivas, director regional comercial de HEI Realtor en Riviera Maya. “Además, el mantenimiento periódico puede llegar a ser muy alto y puede convertir la propiedad en un pasivo, es decir, se invierte todo el año por algo que solo se utiliza algunos días o semanas”.

Tomando las ventajas y desventajas de cada uno de los productos vacacionales existentes en el mercado, Huella Desarrollos y HEI Realtor comparten el siguiente cuadro comparativo:

Jet-Setters es un sistema pool de fraccionales de inmuebles que se encuentran en 3 de las mejores ciudades turísticas de México: Chapala, Playa del Carmen y Tulum. Entre los proyectos inmobiliarios de este sistema se encuentran: Entorno Laguna en Chapala, Jalisco; Yaxche Apartments en Playa del Carmen, Quintana Roo y Kante Apartments en Tulum, Quintana Roo.

“Con la finalidad de cuidar los intereses de nuestros clientes y establecer un marco legal seguro para el propietario, Jet-Setters se estructura dentro de un fideicomiso que opere de manera armónica, con un administrador (concierge) que administre y gestione las semanas de uso de la unidad sin necesidad de convivir entre los propietarios, provocando una convivencia muy sana y libre de conflictos”, abundó Rivas.

Te podría interesar: Tendencias en interiorismo, los seguros detalles estéticos.

El pool incluye una inversión cuyo rendimiento trimestral provee el flujo necesario para el mantenimiento de las propiedades, mismo que es gestionado por el administrador. Cada pool está conformado por 10 tickets (derechos fiduciarios) de 2 millones de pesos que hacen a los inversionistas acreedores a una fracción de cada inmueble y que les otorga derecho de uso de 5 semanas en cada una de las propiedades (15 semanas en total).

Es un modelo innovador que no existía en México. En Levy Holding entendemos el dinamismo de las nuevas generaciones, su estilo de vida y que necesitan estar en movimiento, así creamos los Jet-Setters, como una nueva alternativa para viajar. Y ha sido tal el éxito de este nuevo modelo inmobiliario que próximamente se lanzará otro Jet-Setter que incluirá un desarrollo en Riviera Nayarit”. | Álvaro Arizti Morales, CCO en Levy Holding.

Otro valor agregado es que si el propietario no pretende usar las semanas que tiene por derecho, puede gestionar la renta de éstas a través del mismo administrador y poder generar ingresos, convirtiendo su fracción en un activo que genera flujos además de la plusvalía de las propiedades.

Fuente: Levy Holding.