Apertura y transparencia: el futuro de la red 5G

La red 5G revolucionará la forma en que vivimos y trabajamos, no sólo con la mejora de las tecnologías existentes, sino también con el desarrollo de aplicaciones completamente nuevas.

El avance más significativo de la red de quinta generación será la velocidad en la transferencia de datos, algo que, para la industria, significará un radical cambio de juego al potenciar las cualidades de la inteligencia artificial, el Internet de la Cosas (IoT), realidad aumentada y análisis de big data.

5G abierto

Para garantizar un impacto positivo y desbloquear todo el potencial de la red 5G, Fabio Rua, Director de Relaciones Gubernamentales y Asuntos Regulatorios de IBM Latinoamérica, recomienda que esta tecnología depende de interfaces abiertas y plataformas de nube impulsadas por el código abierto.

Te puede interesar: 5G y conectividad, la transformación acelerada del Covid-19

A fin de impulsar esta transformación, comenta Rua, los gobiernos podrían desarrollar estrategias nacionales 5G que promuevan la adopción de arquitecturas abiertas y tecnologías de nube de código abierto. Esto, señala, capitalizaría la fortaleza de las industrias de computación y desarrollo de software y garantizaría que tanto las pequeñas como las grandes empresas pudieran ser competitivas a nivel mundial en 5G.

Adicionalmente, los gobiernos también podrían utilizar las autoridades de promoción existentes y los mecanismos de adquisición para promover las tecnologías 5G abiertas. De igual forma, los Ministerios de Economía y Defensa podrían usar su poder adquisitivo para acelerar sus propios proyectos pilotos de infraestructura 5G y dar preferencia a soluciones que utilizan arquitecturas abiertas como O-RAN.

Dos puntos clave que podrían impulsar los gobiernos son:
  1. Acelerar la investigación y el desarrollo de tecnologías 5G abiertas por parte de la industria, las agencias de investigación y el mundo académico. Esto podría incluir incentivos financieros directos para las organizaciones que lideran estos esfuerzos, como subvenciones financiadas con dinero recaudado en subastas de espectro u otras fuentes o préstamos con intereses bajos o nulos para inversiones en 5G; incentivos fiscales, como un aumento del crédito fiscal para I + D específicamente para inversiones en 5G; e inversiones en capital humano. Esto también podría incluir un énfasis en interfaces abiertas en agencias de investigación federales e incorporar el uso de interfaces abiertas en proyectos piloto 5G. Una línea continua de I + D puede ayudar a promover la innovación en redes, así como a desarrollar incentivos para ayudar a asegurar un grupo diverso de proveedores confiables a largo plazo.
  2. Apoyar el rápido despliegue de tecnologías 5G abiertas. Esto podría incluir subvenciones y préstamos sin intereses para que las empresas y los municipios implementen redes 5G construidas con arquitecturas impulsadas por código abierto. Esto también debería incluir vehículos de financiación respaldados y administrados de forma cooperativa con socios internacionales de confianza para fomentar el desarrollo de un mercado sólido y competitivo para las tecnologías 5G abiertas.

“Si los gobiernos nacionales actúan rápidamente para acelerar la adopción de arquitecturas 5G abiertas, pueden maximizar los beneficios que la 5G puede ofrecer para los consumidores, la economía y la seguridad nacional. Pero si no, las arquitecturas cerradas sofocarán la innovación y la competencia, aumentarán los costos y pondrán en riesgo la seguridad y la resiliencia de las redes 5G”, concluye Rua.