Transformación tecnológica será prioridad para la Alta Dirección mexicana en 2021: KPMG

De acuerdo con los resultados de la encuesta «Transitar hacia la nueva realidad. La relevancia de la transformación», elaborada por KPMG México, los directivos mexicanos consideran que la transformación tecnológica aún representa un desafío importante a nivel nacional.

Pese a los efectos negativos provocados por la pandemia de Covid-19, tres de cada diez directivos consideran que los ingresos de su organización serán entre 1 y 10% superiores a los obtenidos en 2019. Esto representa una postura optimista de la alta dirección mexicana con respecto a la llamada “nueva normalidad”.

Transformación tecnológica: entre las prioridades y desafíos del 2021

63% de las organizaciones consultadas señalaron que no han implementado modelos de comercio electrónico o e-commerce. 56% de las consideró, sin embargo, que éste es un tema prioritario, por lo que planean incrementar sus inversiones en esta área.

Te puede interesar: 5G y conectividad, la transformación acelerada del Covid-19

En cuanto a los principales riesgos que se observan de cara al próximo año, los directivos mexicanos consideran que el principal tema a tender es el cuidado del talento (89%); la mejora de la experiencia del cliente (80%), así como obtener la liquidez necesaria para la continuidad del negocio (80%).

La encuesta de KPMG se realizó en septiembre de 2020 y contó con la participación de más de 60 miembros de la alta dirección de organizaciones mexicanas. 37% de estas organizaciones reportaron más de 30 mil millones de pesos (mdp) por concepto de ventas anuales.

Sobre este ejercicio, Gerardo Rojas, socio líder de Asesoría de KPMG en México y Centroamérica, destacó que:

“Nuestro estudio revela una transformación de las prioridades de los CEO desde el inicio de la pandemia hasta la denominada ‘nueva realidad’. En este tiempo la Alta Dirección se ha enfocado en lograr la continuidad de su negocio optimizando las inversiones en salud y capacitando al talento. Además, ahora son conscientes de la importancia de invertir y reajustar su estrategia en torno a aspectos como espacios de trabajo, seguridad informática y comercio electrónico”.

A continuación te compartimos los principales resultados de la encuesta «Transitar hacia la nueva realidad. La relevancia de la transformación», de KPMG.

Principales riesgos identificados para 2021

 Derivado de la nueva realidad, los directivos calificaron como moderado o alto el riesgo que tendrán las siguientes estrategias en su empresa en 2021:

  • 89% cuidar al talento.
  • 80% mejorar la experiencia del cliente.
  • 80% liquidez para la continuidad del negocio.
  • 76% recuperación de la cartera vencida.
  • 64% modificaciones a la cadena de suministro.
  • 63% cumplimiento del marco regulatorio.
  • 39% demoras en la emisión de reportes financieros.
Una cadena más resiliente

Ante la pregunta de cuáles serán los aspectos más afectados en la cadena de suministro de su empresa en 2021, los directivos identificaron los siguientes:

  • 43% cierre de proveedores.
  • 26% escasez de suministros.
  • 26% diversificación de los proveedores.
  • 20% cambios en el transporte.
  • 22% no hay impacto o el impacto es otro.

“Resulta fundamental para las empresas contar con un plan de acción para solventar las dificultades derivadas de las interrupciones a la cadena de suministro. Ante la posibilidad de que las cadenas de valor se centralicen un poco más, las empresas deberán ser más flexibles para lograr interactuar con nuevos aliados de negocio”, señala Gerardo Rojas.

Crecimiento y estabilidad financiera

Debido a que 2020 será catalogado como un año de excepción para las personas, las organizaciones y la economía, los directivos encuestados tomaron como punto de comparación el ejercicio inmediato anterior (2019) para establecer las siguientes expectativas a futuro:

  • 28% consideran que los ingresos de su organización en 2021 serán de entre 1% y 10% superiores a los de 2019.
  • 16% prevé que sean incluso entre 10% y 20% más elevados.

En cuanto al financiamiento externo:

  • Seis de cada diez organizaciones (59%) indican no haber recurrido a financiamiento externo para sortear los efectos de Covid-19.
  • 21% de quienes sí lo hicieron espera liquidarlo en un lapso de hasta 24 meses.
  • 13% prevé que sea en un periodo más largo, de entre tres y cinco años.
La relevancia de la Banca en la nueva realidad

Ante la pregunta de cuál fue o será la vía de financiamiento a utilizar:

  • Nueve de cada diez empresas (87%) recurrirán a la banca como vía de financiamiento.
  • 21%, a la aportación de socios.
  • 19%, a fuentes alternativas como fondos de capital de riesgo o esquemas de crowdfunding, entre otros.
  • 5%, a financiamiento gubernamental.
Acciones para hacer frente a la crisis

Con base en la coyuntura actual, los encuestados manifestaron que han pensado en realizar alguna de las siguientes acciones debido a la situación económica:

  • 65% considera probable o muy probable que su empresa realice alianzas estratégicas
  • 53% se plantea la venta de activos no estratégicos
  • 42% analiza el establecimiento de joint venture
  • Solo 38% ha pensado en una adquisición
  • Y 28% en una fusión